ENGLISH: Who We Are

nuestro blog

Equipos más conectados, tareas más claras, colaboradores más adaptables al cambio, ahorro de tiempo que redunda en mayor investigación y creatividad: estos son solo algunos de los beneficios que disfrutan los medios que se proponen evaluar, documentar y optimizar sus procesos.
Planear los contenidos como productos aumenta el impacto de los medios, les permite crear comunidad alrededor de sus valores y mejorar sus finanzas. Hacerlo no implica comprometer su independencia ni calidad periodística.
Los proyectos periodísticos están llamados a crear más y mejores productos y a optimizar sus procesos, pero ninguna transformación tendrá lugar si dentro de la ecuación no se incluye el factor humano.
Propuesta de valor diferencial, diversificación de fuentes de ingresos y estructura de costos ya son términos familiares para una generación de periodistas que aprendió en la universidad cómo emprender en periodismo gracias al acompañamiento de sus docentes. Su trabajo contrarresta algunas malas prácticas del gremio.
En un país donde la oferta informativa está concentrada en la capital y en un par de grupos empresariales, nacieron dos medios políticos digitales que abrazan la pertinencia, templan su voz en las calles, conversan con sus audiencias, miran más allá de Santiago y apuestan por modelos de negocio por fuera de la publicidad.
Una de las mayores y más frecuentes preocupaciones entre los gestores de medios digitales es la de cómo generar dinero y audiencia. Sin embargo, hasta los mejores resultados pueden ser en vano si detrás de ese objetivo no hay una estructura organizada para tu idea, tus procesos y tu equipo.